viernes, 27 de mayo de 2016

Ombuds, la mejor colocada en el macroconcurso de seguridad de 50 millones de Patrimonio Nacional

Ombuds, la mejor colocada en el macroconcurso de seguridad de 50 millones de Patrimonio Nacional
Hace algunos días se abrieron las plicas y se calificaron las ofertas que deberán prestar sus servicios en el Palacio Real, El Pardo, Aranjuez, El Escorial, Lanzarote, Sevilla, Cáceres, Valladolid y Mallorca.
Fuente: vozpopuli.com

Las empresas Ombuds, Securitas, Integral Secoex/Teliman y Segur Ibérica se perfilan como las ganadoras del macroconcurso que ha convocado Patrimonio Nacional para la seguridad y atención al público en sus principales sedes por un importe de 49,4 millones de euros. Tras la apertura de ofertas Ombuds logró la mejor puntuación en Madrid, El Pardo, Aranjuez, Valladolid y El Escorial. Securitas está calificada para Mallorca y Lanzarote y Segur Ibérica para Sevilla. La candidata de Cáceres es Secoex/Telimán.

Ahora deberán estudiarse las ofertas y proceder a la adjudicación definitiva. Patrimonio Nacional convocó este concurso tras haber sido autorizado por el Gobierno. El importe estimado del contrato asciende a 49.443.788,00 euros e incluye los años 2016, 2017 y 2018. Se incluye una posible prórroga por dos años más.

El Gobierno exige que “la prestación de este servicio se realice mediante la presencia física de vigilantes de seguridad"
Hace algunos días se abrieron las plicas y se calificaron las ofertas que deberán prestar sus servicios en el Palacio Real, El Pardo, Aranjuez, El Escorial, Lanzarote, Sevilla, Cáceres, Valladolid y Mallorca. Las ofertas de Burgos y Segovia han quedado desiertas. En total el concurso estaba dividido en 11 lotes, uno por cada lugar donde hay propiedades de Patrimonio. Han concurrido algunas de las empresas más importantes del sector. Pero también se han presentado algunas que han estado rodeadas de la polémica como Seguridad Integral Canaria, que no ha logrado adjudicaciones.

Hace algunos años fue muy criticado que Patrimonio contratara con esta compañía que había sido acusada de defraudar a Hacienda. Los sindicatos de Patrimonio se han quejado de que estos concursos pretenden sustituir el personal de la casa por contratados que cobran menos y no pertenecen a la plantilla. Acusan a la gerencia de no cubrir las plazas que deberían salir a concurso. El contrato, según informó el Gobierno el pasado 11 de marzo, “pretende preservar la seguridad exterior e interior de los bienes muebles e inmuebles de distintas Delegaciones y Reales Patronatos del Patrimonio Nacional”.


El Gobierno exige que “la prestación de este servicio se realice mediante la presencia física de vigilantes de seguridad, con utilización de tecnologías de vigilancia que garanticen la seguridad, tanto de los propios bienes, como del personal, usuarios y visitantes”. La convocatoria pedía “el manejo de los sistemas de seguridad actualmente existentes y los de información y atención al visitante de los espacios museísticos, de modo que se garantice la máxima calidad de la visita”. También se incluía la contratación de los auxiliares de sala.

Tres detenidos cuando huían tras asaltar un polideportivo en Vallecas

Tres detenidos cuando huían tras asaltar un polideportivo en Vallecas


Fuente: EFEMadrid 27/05/2016
La Policía Nacional ha detenido a tres hombres de entre 25 y 43 años cuando huían tras asaltar las oficinas de un polideportivo con una maza de grandes dimensiones, con la que rompieron el cristal del local situado en el distrito madrileño de Puente de Vallecas.

Según informa la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los hombres fueron sorprendidos por los agentes cuando saltaban la valla del centro deportivo al huir ante la presencia policial.

Uno de ellos fue detenido en un solar cercano, donde se encontraba escondido entre una vegetación espesa.La Policía arrestó a los otros dos implicados en las inmediaciones del parque Lineal de Palomeras, cercano al polideportivo asaltado, donde habían escapado cruzando la alambrada de seguridad de la carretera de circunvalación M-40 y poniendo así en grave peligro su seguridad y la de los conductores.

Fue un vigilante de seguridad de una piscina cercana al centro deportivo quien alertó a la Policía al escuchar fuertes ruidos.

Al salir a la calle, el guardia vio que tres hombres estaban en la terraza del primer piso del edificio golpeando la ventana.Los detenidos llevaban la cara y la cabeza tapada en el momento del asalto y portaban varias herramientas que les fueron incautadas, como un destornillador de grandes dimensiones, una palanqueta, una linterna y unos guantes.Los agentes también les intervinieron una mochila con un inhibidor de frecuencia con cinco antenas y una batería de alimentación en su interior.


jueves, 26 de mayo de 2016

Ocho ladrones asaltan una tienda en Alfafar y hieren a dos guardias civiles en la huida

Ocho ladrones asaltan una tienda en Alfafar y hieren a dos guardias civiles en la huida

Los delincuentes sólo tardaron tres minutos en romper dos cristaleras y desvalijar un almacén de móviles en la galería de un centro comercial.

Fuente: lasprovincias.es - J. MARTÍNEZ/TONI BLASCO - 26 mayo 2016

Un robo de película en sólo tres minutos. Una banda de delincuentes encapuchados asaltó en la madrugada de ayer la tienda de Phone House en la galería del Carrefour de Alfafar tras romper dos puertas, una de ellas de cristal, y forzar una persiana con dos mazas de grandes dimensiones.

Ocho individuos perpetraron el espectacular golpe con dos vehículos, previamente sustraídos en Madrid y Quart de Poblet, y causaron heridas a dos guardias civiles tras embestir con un BMW 320 al coche patrulla que les cerró el paso. Luego continuaron la huida a pie y subieron a un todoterreno BMW X5, ocupado por otros miembros de la banda, para escapar por la pista de Silla en dirección a Albacete.


















El vehículo de la Guardia Civil con daños en su parte trasera tras ser embestido con uno de los coches robados. :: toni blasco

Uno de los violentos delincuentes intentó atropellar a un guardia civil durante la temeraria fuga. Fueron momentos de gran tensión y peligro debido a la inferioridad numérica de los primeros agentes que llegaron al aparcamiento del centro comercial. Desconocían que se enfrentaban a ocho delincuentes, cuatro de ellos encapuchados, dispuestos a arriesgar sus vidas, circular en sentido contrario o estrellar un coche contra una patrulla de la Guardia Civil, como hizo uno de los ladrones.

Uno de los agentes realizó un disparo intimidatorio al aire, pero no pudo evitar la huida de los ocho asaltantes. Un testigo manifestó que escuchó varios tiros, por lo que la Guardia Civil inició la correspondiente investigación y no descarta que alguno de los delincuentes pudiera haber disparado también un arma de fuego.

Los violentos hechos se iniciaron sobre la una de la madrugada, cuando la banda de ladrones irrumpió con los dos vehículos en el aparcamiento del centro comercial. Cuatro individuos encapuchados entraron en la galería tras romper con una maza una puerta de cristal. Las cámaras del centro comercial grabaron el robo desde la primera acción violenta. Un vigilante avisó de inmediato a la Guardia Civil al ver a los ladrones con las mazas en las pantallas de los monitores.

Pero los delincuentes sabían que ya habían sido descubiertos y corrieron por la galería hasta llegar a su objetivo: la tienda de Phone House. A golpes de maza abrieron tres agujeros en la cristalera del almacén, pero no lograron derribarla. Tardaron sólo unos segundos en cambiar de plan. Los asaltantes forzaron entonces con un hierro la persiana del establecimiento y después hicieron lo mismo con la puerta del almacén. Todo parece indicar que uno de ellos había estado antes en la tienda y la banda sabía muy bien donde guardaban los empleados los teléfonos nuevos.

Tras robar unos 50 aparatos de Samsung, Huawei, LG y BQ , entre otras marcas, con un valor aproximado de 30.000 euros, los ladrones emprendieron la huida en los dos coches. Sólo necesitaron tres minutos para romper dos puertas y una cristalera, forzar una persiana, desvalijar el almacén y cargar los teléfonos en el todoterreno BMW X5.

Mientras cometían el robo, el único vigilante que estaba trabajando en el centro comercial de Alfafar observaba las grabaciones de las cámaras, sin salir de la habitación -según el protocolo de seguridad-, y avisaba también a su central y a la Guardia Civil, que tardó muy poco tiempo en llegar: tres minutos aproximadamente.


La rápida movilización de varias patrullas de los cuarteles de Alfafar y Paiporta estuvo a punto de frustrar el asalto, pero los primeros agentes que llegaron al aparcamiento sólo pudieron cerrar el paso a uno de los BMW. «Los ladrones han escapado tras circular por encima de una zona ajardinada. La Guardia Civil ha venido muy rápido», afirmó un trabajador que estaba rehabilitando un local del centro comercial. «Yo he escuchado sólo un disparo», añadió el hombre con el rostro cariacontecido. Los dos agentes que resultaron heridos recibieron atención médica y uno de ellos fue trasladado a un hospital. Una patrulla de la Policía Local de Alfafar y otra de la Guardia Civil de Tráfico acudieron también con urgencia al centro comercial.

Jaén: Día de la Seguridad Privada

Subdelegación condecora a 36 vigilantes y guardas de campo en el Día de la Seguridad Privada

La Subdelegación del Gobierno en Jaén ha condecorado en un acto oficial a 36 vigilantes de seguridad privada y guardas de campo con motivo del Día de la Seguridad Privada.


Fuente: 20minutos.es -  EUROPA PRESS. - 25.05.2016

El encuentro ha reunido a responsables de la Policía Nacional y Guardia Civil, junto a numerosos representantes de empresas, organizaciones y profesionales de la seguridad privada, miembros de la Corporación Municipal de Jaén y Policía Local.

El subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, ha destacado en su intervención que la seguridad privada es un ámbito "ya indispensable en una sociedad como la nuestra" y permite que "podamos trabajar con mayor eficacia en la prevención de los delitos y, por supuesto, en la protección de las personas y de las cosas".

Este colectivo, ha dicho, es "un sector con peso específico en nuestro territorio" puesto que emplea en la provincia a cerca de 700 vigilantes (tan solo en el último año se han incorporado 277 nuevos vigilantes) y a 13 detectives privados; 27 empresas vinculadas con esta actividad y alrededor de 1.700 establecimientos obligados a contar con este servicio, y cuenta con 18 centros de formación.

Además, en la demarcación de Guardia Civil, cuenta con 539 guardas rurales de campo. "Hombres y mujeres cualificados" que, en todo el territorio nacional, factura alrededor de 3.600 millones de euros y emplea a cerca de 90.000 personas.
También se ha referido el subdelegado en el acto de entrega de condecoraciones a la Ley de Seguridad Privada, de la que ahora se cumplen dos años desde su entrada en vigor.

Ha destacado su "preocupación por el capital humano, acentuando la formación y la motivación de las personas como las que hoy galardonamos, tratando de erradicar el intrusismo profesional".

Ha recordado también que, otro año más, los índices de delincuencia de Jaén se siguen situando entre los más bajos de España.

"Un trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que cuentan con la colaboración de la seguridad privada en el ámbito preventivo y disuasorio", ha señalado Lillo.


El acto ha concluido con la entrega de menciones honoríficas a profesionales de la seguridad privada, una de las cuales es del tipo A y las restantes del grupo B. De todas las distinciones, 31 se conceden a propuesta del Cuerpo Nacional de Policía y seis son concedidas por la Guardia Civil a otros tantos guardas de campo, uno de los condecorados recibe doble reconocimiento por parte de Policía y de Guardia Civil.

Se trata de menciones que se otorgan a personal que ha sobresalido en el cumplimiento de sus obligaciones, teniendo en cuenta la especial peligrosidad, iniciativa profesional o trascendencia social de sus actuaciones. Estas menciones  se anotarán en la cartilla profesional y podrán figurar en el uniforme de la persona distinguida.


Valencia: Día de la Seguridad Privada

Seguridad privada
"Nuestro trabajo es complicado, pero no está valorado. La mayoría estamos solos"

Fuente: levante-emv.com - 26.05.2016 | MÓNICA ROS | VALENCIA

La reconocieron enseguida. Un simple vistazo en la planta del hospital y supieron que era ella. La joven, primero con bata de personal sanitario y luego sin ella, intentaba robar un bebé del hospital La Fe y la intervención de los vigilantes de seguridad (Enrique Monrabal y Roberto Soriano) fue clave en su detención. En cuanto la localizaron fueron tras ella y la retuvieron hasta que llegó el Cuerpo Nacional de Policía.

Ramón Carreres salvó la vida de un niño de 4 años. Así, como suena. Mientras trabajaba en una tienda de bricolaje como vigilante de seguridad vio al menor caerse del carro y golpearse en la nuca. Ramón consiguió reanimarle y mantener sus constantes vitales hasta que llegaron los servicios médicos. A Víctor Bayona no le tembló el pulso a la hora de desalojar el sótano del hospital Clínico tras producirse un incendio. Estuvo allí hasta el final. De hecho, fue asistido por inhalación de humos.

Enrique, Roberto, Ramón, Víctor... son solo cuatro de los 274 reconocimientos (siete placas y 267 menciones honoríficas) que ayer se entregaron en el Día de la Seguridad Privada en la Comunitat Valenciana. Héroes anónimos que ayer obtuvieron su recompensa.


Los vigilantes que impidieron el robo de un bebé en La Fe son condecorados junto a 272 compañeros

Enrique Monrabal y Roberto Soriano explicaron que «en un hospital entra gente de todo tiempo y siempre debes estar preparado porque puede pasar cualquier cosa». Demasiadas horas en tensión. Por ello, agradecieron el reconocimiento porque «te anima y te levanta la moral». Ramón Carreres, sin embargo, no está «tan amparado» como el equipo de vigilantes de cualquier hospital. «Nuestro trabajo es complicado, pero no está valorado. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los vigilantes estamos solos y así nos enfrentamos a los problemas que puedan surgir», explicó.

Ayer se rindió homenaje al sector de la vigilancia privada, a aquellos que exponen su vida para garantizar la seguridad ciudadana pero que, sin embargo, no pertenecen a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Vigilantes, detectives privados, jefes de seguridad, delegados de empresas... el acto en el Palacio de Congresos en la IX edición del Día de la Seguridad privada en la Comunitat Valenciana fue un éxito.


Además, representantes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil acompañaron a los premiados junto al delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues y los subdelegados de las tres provincias. Comisarios, coroneles... Nadie quiso perderse una cita prevista para reconocer «la labor y la importancia» de la seguridad privada en la Comunitat Valenciana.

El presidente de la Comisión Organizadora, Juan Antonio Checa, destacó la importancia del sector para ser «un referente para la sociedad», algo que solo se puede conseguir «cuando se ejerce esta labor con diligencia y respeto al ciudadano». «Una sociedad que no garantiza sus derechos y libertades está condenada a desaparecer», puntualizó.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, por su parte, recalcó la «función pública» que tiene la seguridad privada , un sector «relevante y esencial» que trabaja «en perfecta colaboración con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado». Moragues también destacó la importancia de «sensibilizar a la población sobre la contribución de la seguridad privada» e hizo especial hincapié en reconocer «la labor de los trabajadores del sector».


miércoles, 25 de mayo de 2016

Internacional: Mujeres de uniforme para proteger... a otras mujeres

15.000 GUARDIAS FEMENINAS EN DELHI
Mujeres de uniforme para proteger... a otras mujeres
  • La violación en grupo de una joven en 2013 afectó gravemente al turismo.
  • Las guardias de seguridad, cada vez más demandadas, pueden ser un arma efectiva contra el acoso sexual


Fuente: elconfidencial.com - ELENA DEL ESTAL. DELHI (INDIA) 24.05.2016

Ayer fue el primer día de trabajo de Laxmi. De 8 de la tarde a 6 de la mañana se enfundó su uniforme de vigilante para cuidar de la seguridad de las mujeres que trabajan en el turno de noche en una oficina de Gurgaon, ciudad satélite de la capital de la India. “Tenemos que mantenernos despiertas toda la noche, vigilar la oficina y llevar a las chicas a su casa cuando acaba su jornada”, cuenta risueña.

Para cubrir este puesto solo buscaban candidatas femeninas. La razón por la que un hombre queda descartado parece sencilla: “Una mujer se siente más segura cuando otra mujer está alrededor”, explica a este diario Anubhav Khiwani, fundador de Denetim, la empresa de seguridad para la que Laxmi trabaja.

Aunque sea el primer día, Laxmi no es nueva en el sector: antes trabajó como vigilante en un hospital y en un colegio. Como ella, se estima que hay unas 15.000 mujeres que trabajan como guardias de seguridad en Delhi, 2.000 más que en los dos años anteriores.

 “No puedo hacer que un hombre cachee a una mujer o le mire el bolso”, contesta Ranvijay Dwivedi, gerente de Shield, otra compañía que ofrece este servicio de vigilancia femenina, como si la respuesta fuese demasiado obvia como para lanzar la pregunta de por qué se contrata a mujeres como guardias de seguridad. Dwivedi coordina el trabajo de tres de sus empleadas que registran a las visitantes femeninas y sus pertenencias antes de permitirles la entrada a un pequeño centro de restauración en el sur de Delhi. Lo que en otros países son meras escenas de aeropuerto, en India se ha convertido en cotidiano especialmente después de ataques terroristas como los de Bombay en 2008: controles de acceso con detector de metales y registro de bolsos y mochilas.

Mientras que en el metro o estaciones de trenes es un trabajo propio de la policía, en centros comerciales, hoteles, cines y otros lugares públicos con aglomeración de gente este servicio lo proveen empresas de seguridad privadas. Y el hecho de que a un hombre no se le permita cachear a una mujer ha traído la proliferación de la necesidad de empleadas femeninas. Un oasis en el desierto en un país como India donde, según el último informe de la Organización Internacional del Trabajo, la participación femenina como fuerza laboral es del 31%, lo que coloca al país en el puesto 17 por la cola, solo delante de estados como Pakistán, Afganistán o Marruecos, según datos del Banco Mundial.

Incremento de la violencia contra la mujer

Shruti trabaja en el departamento de recursos humanos de una compañía de eventos y acaba de dar el visto bueno para la contratación de una vigilante femenina: “Ya tenemos un hombre, y contratar a otro podría ser peligroso porque hacen camaradería. Siempre tuvimos claro que si contratábamos un segundo vigilante sería una mujer”, afirma.
Según los últimos datos de la Oficina Nacional de Registro de Delitos (NCRB) se cometieron 337.922 crímenes contra la mujer en 2014, un notable incremento si se compara con los 309.546 de 2013 o los 244.270 de 2012. Aunque siempre se alerta de que estas diferencias de datos se deben no tanto al aumento de delitos como al incremento de las denuncias.

“Después de la violación en grupo de una joven en diciembre de 2012, hubo un parón en el turismo: las mujeres tenían miedo de venir por motivos de seguridad, así que las agencias de viaje empezaron a contactarnos”, cuenta Nimisha Ramish, manager de Secura Security. “Se da esta doble situación: se protegen a las mujeres de los hombres proporcionando más mujeres”, dice Khiwani, de Denetim.

Los lugares más comunes donde se demandan vigilantes femeninas son, además de en zonas comerciales, en grandes eventos como conciertos, en bares y restaurantes, en bodas, o como seguridad personal de 'celebrities'. En el caso residencial, Ramish asegura que sus clientes también demandan seguridad femenina para acompañar los niños al colegio o a los miembros mayores de la familia. Luego están los casos aislados: “He recibido llamadas de madres ansiosas pidiéndome vigilantes de seguridad femeninas para impedir que sus hijas adolescentes salgan de casa a hurtadillas por la noche”, añade Khiwani.

"Sí, mamá, puedes hacerlo"

Y si los trabajos son variados, los perfiles para contratar también varían según la empresa contratadora. Para Denetim, lo ideal es una mujer grande, entrada en carnes, de más de 40 años y, a poder ser, que haya estado en el ejército. En Secura Security, en cambio, consideran más aptas para el trabajo a mujeres entre 25 y 35 años, con al menos estudios primarios y buen nivel de inglés, sin antecedentes penales, en buena forma física y preferiblemente con conocimiento en artes marciales.

El salario también es variable. Entre las 15.000 y las 20.000 rupias (198- 264€), por jornadas entre 8 y 12 horas, según el puesto, con 4 días de libranzas al mes. Ambas empresas coinciden en que por el mismo empleo y horario, hombres y mujeres cobran los mismo. Algo no muy común en India, pues según el Foro Económico Mundial, por el mismo trabajo por cada dólar que gana un hombre una mujer gana 0.56.

A Suyata le duelen las piernas y los pies. Ya ha perdido la cuenta de la cantidad de bolsos que ha revisado a las mujeres que quieren entrar en el complejo de restaurantes donde trabaja. Lo hace porque necesita el dinero. Su marido también tiene un empleo, pero solo con su sueldo no es suficiente para los gastos de la casa y la educación de sus cuatro hijos, por eso desde hace cinco años trabaja para la compañía Swift. Al preguntarle si se siente una mujer independiente, duda: “Es cierto que trabajar me da mi propio dinero, pero en realidad lo hago por necesidad”. Jornadas de 12 horas, siete días a la semana. Solo libra los festivos oficiales. Y cuando llega a casa tiene que hacer la comida, lavar y cuidar de sus hijos. “En realidad trabajo las 24 horas del día”. Todo esto, dice, por 12.000 rupias al mes, unos 160€.

“Si pudiera elegir, preferiría ser ama de casa”, confiesa Mithlesh Devi, que trabaja en seguridad desde que acabó los estudios, hace 9 años, siempre para la misma empresa, 24 Secura. “Mi marido no está de acuerdo con que trabaje, pero tengo que hacerlo porque mis padres y mis hermanos necesitan el dinero”, explica a El Confidencial mientras chequea el bolso de las empleadas que entran al edificio de oficinas donde trabaja 8 horas al día por 160€. Aun así, el trabajo no le disgusta del todo. “Mis compañeros son agradables, los empleados del edificio también, y cuando no hay nadie que entre ni salga, estamos sentados charlando”. “Y además tenemos aire acondicionado”, grita una de sus compañeras, Angely, mientras se marcha a otro de los puestos. Y no lo dice en vano, porque fuera, el verano de Delhi ahoga a 43ºC de temperatura.


Laxmi, en cambio, no se siente así: “Estoy orgullosa de mi misma porque soy una mujer, trabajo y sustento a mi familia”, dice por teléfono antes de empezar su turno nocturno. Es viuda y tiene muy claro que lo hace todo por sus hijos, de 14 y 10 años. “Al principio ellos estaban preocupados porque me tenía que ir por la noche, pero pronto lo entendieron y ellos son los que me animan: ‘¡Sí, mamá, puedes hacerlo!’”.

Detienen a un vigilante de seguridad por amenazar y extorsionar a sus compañeros

Detienen a un vigilante de seguridad por amenazar y extorsionar a sus compañeros

Un vigilante de seguridad de 42 años y nacionalidad española ha sido detenido en Santa Cruz de Tenerife por amenazar y extorsionar a sus compañeros, a los que exigía dinero a cambio de no informar de la mala prestación del servicio.

Fuente: 20minutos.es - EUROPA PRESS. 24.05.2016

El total de las cantidades obtenidas de esta manera fueron unos 10.000 euros, oscilando las peticiones entre los 200 y los 500 euros, según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa.

La investigación se inició hace más de un mes a raíz de la denuncia de un exvigilante de seguridad, compañero del detenido, que desde hacía más de un año estaba siendo obligado a pagar diferentes cantidades de dinero para poder mantener su puesto de trabajo, ya que el detenido era su jefe y se lo exigía para no despedirle.

Todas las víctimas manifestaron que, prevaliéndose de su condición de inspector de servicios, les amenazaba con despedirles si no accedían a sus pretensiones, haciéndoles promesas de obtener contratos indefinidos en la empresa siempre y cuando le entregasen las cantidades de dinero solicitadas, que en algunos casos superaron los 500 euros.

Según la Policía, si bien es cierto que las cantidades que les solicitaba a sus compañeros no eran muy elevadas, éstas suponían para los extorsionados un gran esfuerzo económico que podía llegar a suponer hasta más del 20 por ciento de sus ingresos mensuales.

Tras la investigación policial se determinó que esta persona había exigido dinero a otros seis compañeros más, llegando incluso a obligar a una de ellas a ejercer como avalista para poder financiar la compra de un automóvil, teniendo todos ellos importantes pérdidas patrimoniales.

Una vez tramitado el correspondiente atestado policial se remitió al Juzgado de Guardia de los de Santa Cruz junto con el detenido, que ya había sido en otra ocasión detenido por hechos también vinculados a la seguridad privada.